España fue el país de la Unión Europea (UE) en el que más cayeron las entregas de automóviles el mes pasado, con un desplome del 30,8%, mientras que solo fue superado por Islandia, con una bajada del 45%, en el resto de la región europea.

Los datos comerciales registrados el pasado mes de agosto están marcados por el fuerte incremento experimentado en dicho mes de 2018, motivado por los descuentos ofrecidos por las marcas y concesionarios con el fin de eliminar stock ante la entrada en vigor, el 1 de septiembre del año pasado, del nuevo ciclo de homologación WLTP.

En los ocho primeros meses de 2019, las matriculaciones del conjunto europeo alcanzaron un volumen de 10,83 millones de unidades, un 3,2% menos si se compara con los 11,18 millones de unidades entregados en dichos meses del ejercicio pasado.

MARCAS

El líder del mercado europeo en agosto fue la firma alemana Volkswagen, con 128.686 unidades comercializadas, lo que se traduce en una disminución del 14%, mientras que la segunda plaza fue para Mercedes-Benz, con 61.722 unidades, un 13,2% más, y de Renault, con 60.331 unidades, un 38% menos.

El ranking de las cinco marcas más vendidas en Europa el mes pasado lo completaron la estadounidense Ford, con 59.995 unidades, un 1,7% más, y Audi, con 59.700 unidades matriculadas, un 9,1% de retroceso.

En lo que va de ejercicio hasta agosto, las firmas más demandadas fueron Volkswagen, con 1,22 millones de unidades, un 7,5% menos; Renault, con 721.126 unidades, un 12% menos; Peugeot, con 664.935 unidades, un 2,3% menos; Ford, con 654.779 unidades, un 5,2% menos, y Opel/Vauxhall, con 600.413 unidades, un 3,1% menos.