MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La compañía de micromovilidad sostenible urbana Lime ha alcanzado 400.000 de usuarios y suma más de 1,5 millones de trayectos en su primer año operando en España, ahorrando la emisión de cerca de 80 toneladas de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, según ha informado.

Lime, cuyos patinetes eléctricos tienen un uso medio de dos kilómetros de distancia, prevé seguir expandiéndose por España en los próximos meses. En la actualidad opera en 44 ciudades de 19 países europeos.

Según el director general de Lime España y Portugal, Álvaro Salvat, el balance del año es “positivo”, dado que contribuyen con las ciudades españolas a “reducir la contaminación y hacer del centro urbano un lugar más amigable” para la ciudadanía.

Lime fue la primera compañía de patinetes eléctricos que operó en España y Madrid la primera ciudad. En el último año continuó su expansión en los municipios de Málaga, Valencia, Sevilla y en los madrileños Alcobendas, Rivas-Vaciamadrid y Parla.