Fiat Chrysler Automobiles Spain, filial en España del grupo del mismo nombre, registró unas pérdidas netas de 31,21 millones de euros durante el ejercicio 2018 (último del que existen datos disponibles), lo que representa un incremento del 40,9% en comparación con los ‘números rojos’ contabilizados en 2017.

Según las cuentas de la empresa presentadas en el Registro Mercantil, la cifra de negocio en España se situó en 1.315 millones de euros, un 17% de subida en la comparativa con los 1.122 millones de euros que ingresó el ejercicio precedente.

En el conjunto de 2018, Fiat Chrysler Automobiles Spain registró unas pérdidas antes de impuestos de 22,43 millones de euros, un 6,9% más, mientras que las pérdidas de explotación se contrajeron un 4%, hasta 15,32 millones de euros.

APORTACIÓN DE LA MATRIZ

La memoria anual, facilitada por Infoempresa, recoge que el accionista mayoritario de la filial española, FCA Italy, realizó el 27 de diciembre de 2018 una aportación económica por importe de 55 millones de euros para “compensar pérdidas”, un 57% superior a la inyección que llevó a cabo en 2017 (35 millones).

Asimismo, el documento refleja que la matriz de la firma ha manifestado “expresamente” que prestará el apoyo financiero “necesario” para posibilitar el cumplimiento de los compromisos y de las obligaciones de pago contraídas por la sociedad y asegurar la continuidad de sus operaciones durante los próximos quince meses, “lo que garantiza la liquidez de la misma”.

La firma explicó que el mercado español de turismos creció un 7% en 2018, hasta 1,32 millones de unidades y afirmó que, en ese entorno positivo, el grupo destacó “de forma especial”, con “crecimientos que superan la medida del mercado”.

PROVISIONES

Por otro lado, la compañía explicó que ha transformado de provisiones a largo a unas corto plazo el monto de 6,96 millones de euros que reservó ante un eventual pago de una multa en relación con la sanción impuesta por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) “por supuestas prácticas potencialmente contrarias a la competencia”.

Por otro lado, la entidad realizó en 2018 provisiones fiscales por valor de 8,95 millones de euros vinculadas con el inicio de actuaciones de comprobación e investigación con carácter general por el impuesto sobre sociedades (2012 a 2015), por el IVA (2013 a 2015) y por distintas retenciones e ingresos (2013 a 2015).

Fiat Chrysler Automobiles Spain subrayó que, a pesar de que al cierre de la memoria de 2018 estas actuaciones no habían concluido, “la sociedad ha registrado una provisión por los riesgos calificados como probables por importe de 8,95 millones de euros”.

“Adicionalmente, el accionista mayoritario de la sociedad, FCA Italy, ha manifestado su intención de asumir cualquier pérdida o quebranto patrimonial de la sociedad derivado de los riesgos adicionales a los identificados y provisionados que pudieran ponerse de manifiesto”, explicó la empresa.